La gran acumulación de microorganismos, opera como un agente patógeno al conformar la biopelícula dental y el cálculo (biofilms orales), por esta razón, resulta necesaria su eliminación completa por medio de una limpieza.  

El control profesional de la biopelícula dental y el cálculo se hace necesario cuando el control efectuado por el paciente no es suficientemente eficaz, asimismo, el beneficio de este control profesional radica en la salud gingival, la menor incidencia de caries y la remineralización de tejidos duros dentales que sólo puede lograrse en ausencia de placa bacteriana.

Una vez terminada la instrumentación, es fundamental realizar un pulido de la superficie dental; uno de los aspectos más importantes, debido a que las superficies lisas bien pulidas se cubren con mayor dificultad de biopelícula y se manchan menos que las superficies ásperas.  El pulido se lleva a cabo empleando cepillos y pastas abrasivas que, a su vez, pueden llevar incorporado flúor para disminuir la sensibilidad dentaria.

¿Necesitas realizarte una limpieza dental? Llama a la Dra. Susana Pedrero De La Cruz.